Xumek - Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos

4 de septiembre: Día Nacional del y la Migrante

Un 4 de septiembre de 1812 en Argentina, el Primer Triunvirato  firma un decreto con el objeto de fomentar la migración “el gobierno ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio”. Es en el año 1949  cuando el por entonces presidente de la nación Juan Domingo Perón, a partir el decreto n°21.430, elige está fecha para celebrar el “Día de la Migración” y así recordar y enaltecer las tradiciones de las distintas colectividades que viven en nuestro país.

La historia, una vez más, permite constatar que la migración ha sido un eslabón importante en la constitución de la Argentina como nación. Hace más de cien años que nuestro país es el principal destino de diversos migrantes.

La circulación de población migratoria que provenían de ultramar (especialmente de Europa) durante el siglo XVIII, alcanza sus porcentajes más altos: 25% y 30 % de la población total, entre el siglo XIX y principios del XX, donde aquí la población europea comienza a descender. Mientras que la migración de países vecinos (Bolivia, Chile, Paraguay, Uruguay y Perú ) ha sido principalmente por tierra durante la primera mitad del siglo XX, la cual nunca se detuvo, es histórica y constante.

Lo antes expuesto demuestra cómo la migración no sólo fue parte del nacimiento de ésta República, si no también lo sigue siendo a lo largo de los años a partir de incidir en los acontecimientos que transitan desde lo demográfico, social, cultural y económico. Contar con un día que celebra la misma, es dar cuenta como el fenómeno de la movilidad humana que nutre nuestras experiencias.

Percibir el fenómeno migratorio en todas sus formas es comenzar a dejar de entender al mismo como sinónimo de amenaza, para considerar a las migraciones equivalentes a oportunidades. Desde el área de Movilidad Humana de Xumek,   consideramos que para llegar a ello, construir escenarios que revaloricen a las y los migrantes como protagonistas válidos es el primer paso.

Sin lugar a duda celebramos que se conmemore la figura de la y el migrante, una población ignorada y avasallada, pero ésta fecha nos permite recordar que todavía existe  un largo camino a transitar para lograr el pleno acceso a sus derechos.

Desde el área de Movilidad Humana; estamos en contra de la regresión de la política migratoria, buscamos el pleno acceso a la justicia, salud, educación y trabajo, bregamos por generar ámbitos, donde se discuta la política migratoria; su falta de perspectiva de género e interés superior de la niñez y además nos esforzamos por fomentar mecanismos que promuevan la participación de la población migrante, como sujetas y sujetos políticos, donde el Estado y la sociedad civil comience a otorgarles el lugar que se merecen y por el cual siguen luchando.

VOLVER A NOVEDADES