Xumek - Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos

A siete años de la sanción de la Ley de Identidad de Género

9 de mayo, 2019.

Desde el año 2012, en la República Argentina se reconoce legalmente a toda persona el derecho a la identidad y al libre desarrollo conforme a su identidad de género; en particular, el derecho a ser tratada conforme a su identidad de género y a ser identificada en los instrumentos que acreditan la identidad respecto del nombre de pila, imagen y sexo según la propia vivencia de cada persona. Hoy se cumplen siete años de la sanción de la Ley de Identidad de Género Nº 26.743.

Cuando hablamos de identidad de género nos referimos a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento.

A partir de la Ley, toda persona puede solicitar el cambio de identidad de género en el Registro del género establecido cuando su nombre, imagen o sexo no coincidan con su identidad de género autopercibida. El único requisito para presentar la solicitud ante el Registro Nacional de las Personas es tener 18 años, sin embargo las personas menores de edad pueden solicitar el cambio a través de sus representantes legales y con expresa conformidad del/la niña/o o adolescente. Los trámites para la rectificación en el Registro son gratuitos, personales y no es necesaria la intermediación de ningún gestor o abogadx.

Es importante remarcar que por ninguna circunstancia será requisito acreditar: intervención quirúrgica por reasignación genital total o parcial, ni terapias hormonales u otro tratamiento psicológico o médico. Justamente, la Ley Nº 26.743, fue la primera a nivel mundial que no requiere ni diagnósticos médicos o psiquiátricos ni operaciones de cambio de sexo.

A pesar de los derechos obtenidos hace ya siete años, las personas trans (travestis, transexuales y transgéneros) continúan atravesando graves situaciones de discriminación día a día, tales como el abandono de los estudios primarios/secundarios/universitarios a causa de discriminación, la falta de programas específicos para la inclusión laboral, el acceso a programas de salud pública que contemplen atención médica gratuita para las personas trans, entre otros.

Desde Xumek, ratificamos nuestro compromiso por visibilizar y problematizar esta situación para que se reconozcan y se implementen en forma real los derechos de la población trans, para construir una sociedad más igualitaria, justa y equitativa.

 

Por Área de Género y Diversidad Sexual.
Fotografía: Nancy Castronovo Bloin.

VOLVER A NOVEDADES