Xumek - Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos

Comunicado: Exigimos Respeto por las Víctimas del Próvolo

Exigimos Respeto por las Víctimas del Próvolo

Desde Xumek, y con el compromiso a la verdad, comunicamos sobre los recientes resultados de la prueba realizada en el predio del Instituto Próvolo.

En primer lugar, es importante aclarar que se han encontrado 4 salas subterráneas coincidentes con lo declarado por las víctimas. Tres de ellas se encuentran tapadas por matorrales, esto no fue informado por nadie de esa Institución.

En segundo lugar, la búsqueda de la verdad es un deber de todo operador jurídico sea el fiscal, el juez o cualquier abogado, convirtiéndose en un delito penal el impedir llegar a ella.

En tercer lugar, la prueba que surge de todo este triste hecho perpetuado durante tantos años en la sede del Instituto Próvolo, con su intrincada trama – lugares enterrados, escondidos, silenciados – ha sido develada por las interpretaciones realizadas por personal idóneo (hoy los interpretes oficiales denunciados por ello). Respaldan ellas pruebas documentales, secuestrada en la Fiscalía, peritos médicos (corroborando que los niños fueron abusados sexualmente), peritos psicólogos (corroborando que los niños no mienten). Se refuerzan a través del testimonio y en el cuerpo de los niñas y niños que son un mapa de las lesiones físicas, que aún padecen en sus cuerpos por haber sido víctimas sistemáticas de un trato propio de la tortura. El horror existió más allá de que algunos prefieran ocultarlo.

En cuarto lugar, desde Xumek esperamos que el silencio de sus victimarios y de sus encubridores no se mantenga en el tiempo como hasta ahora.

En quinto lugar, esperamos que los operadores de la justicia puedan seguir actuando libremente y sin miedo a perder su libertad: nos referimos a los 3 jueces de garantías, a los 6 jueces de cámara de apelaciones, a los 3 ministros de la corte suprema intervinientes. También, a los 9 fiscales del Ministerio Público que a partir de su trabajo y de las pruebas recabadas sostienen la existencia de estos atroces delitos investigados.

En sexto lugar, y después de tantos años de encubrimiento, no encontrarse con restos humanos no es motivo de alegría, sino de preocupación como lo fue en períodos tan siniestros como en nuestra última dictadura militar. Que desaparezcan no significa que no existan. Se usa el presente porque la desaparición no es sinónimo de pasado sino de sufrimiento hasta en la actualidad. La desaparición es el éxito del delito y el resultado de la impunidad, pero jamás implica la negación del mismo.

Finalmente, desde Xumek afirmamos que la Justicia es un derecho del ciudadano y un deber del Estado de ofrecerlo para dar repuestas a sus víctimas y a la sociedad toda, para llegar a la verdad.

En nombre de las familias que representamos solicitamos que esto se trate con el mayor respeto y prudencia frente a tan sensible delito, dejando de lado estrategias mediáticas ajenas a la verdad real.

Un niño violado en lengua de señas argentina (LSA) no merece muchas interpretaciones, ellos lo dicen y su seña es muy sencilla, una violación es una violación.

Lamentablemente, todo lo demás se sustenta en dudar de las víctimas por ser menores o personas con discapacidad y el resultado es la impunidad.

Xumek

VOLVER A NOVEDADES