DÍA INTERNACIONAL DEL Y LA MIGRANTE

Debido al aumento del flujo migratorio a nivel mundial en el año 2000 [1], la Asamblea General de las Naciones Unidas, a partir de la resolución 55/93 la cual decreta que cualquier persona, sin distinción de raza, color u origen nacional, nace libre e igual; esta resolución lleva a proclamar el 18 de diciembre como el “Día Internacional de les Migrantes”

Dicha celebración busca recordar y centrar el protagonismo en les migrantes y además en la comunidad internacional, entre ellas las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, para que se comprometan a velar y respetar los derechos y libertades de las personas en contextos de movilidad humana; a partir de generar medidas apropiadas en pos de proteger los derechos y  considerar las necesidades de les migrantes.

Según datos que otorga las Naciones Unidas, en la actualidad existen alrededor de 258 millones de migrantes alrededor del mundo, que representan el 4% de la población mundial. Los datos antes expuestos, ha llevado a que la Agenda 2030[2] para el Desarrollo Sostenible, tenga un objetivo específico de migraciones, más precisamente el 10.7, donde los Estados partes se comprometen a planificar políticas migratorias integrales.

En nuestro país la población extranjera es 1.805.957 según datos relevados durante el censo 2010, equivalente al 4,5% de los habitantes. Es necesario resaltar que materia migratoria Argentina cuenta con una ley de avanzada en derechos humanos; la Ley de Migraciones Nº 25.871.

En el marco del contexto internacional y local presentado, consideramos necesario repensar las migraciones en contextos actuales atravesados por el avance de las comunicaciones y globalización, celebrar estás fechas nos otorga la oportunidad de difundir y analizar una temática poco resaltada en las agendas gubernamentales para así poder adentramos en un fenómeno que ha sido y es parte de la constitución de diversas comunidades a nivel mundial.

Percibir a la migración en todas sus formas y como verdaderas oportunidades y no amenazas, es un propósito que esperamos lograr desde el Área de Movilidad Humana y que el mismo se extienda a la sociedad en general, en busca de crear espacios desde el respeto y la reflexión para aquellas personas que deciden o deben migrar. Porque migrar es un derecho humano.


[1]https://www.iom.int/jahia/webdav/shared/shared/mainsite/policy_and_research/un/55/A_RES_55_93_es.pdf

[2] http://www.migration4development.org/sites/default/files/es_sdg_web.pdf