Xumek - Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos

Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos

El 19 de junio del 2015 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la resolución 69/293 como Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos.

Se trata de los conflictos armados, en ellos los cuerpos de las mujeres son usados como arma de guerra. Son violentadas por los integrantes de las fuerzas armadas contrarias al pueblo atacado, con el objetivo de denigrar la integridad del pueblo concreto al que pertenecen las mujeres.

La violación y la violencia sexual en los conflictos son tácticas de terrorismo y de guerra que se emplean de manera estratégica para humillar, degradar y destruir al rival, pero también se utiliza para llevar a cabo una campaña de depuración étnica. Pero ¿por qué atacar sobre el cuerpo de las mujeres? La antropóloga Rita Segato, quien ha estudiado y especializado en temas de violación, argumenta que el violador se considera “el sujeto más moral de todos. En el acto de la violación él está moralizando a la víctima” y en los conflictos armados está moralizando al pueblo que está atacando, a través del cuerpo de las mujeres.

Esta agresión tiene consecuencias en la vida cotidiana de las víctimas, la violencia a la que han sido sometidos sus cuerpos supone una deshonra para el grupo. Esta ofensa provoca que sean expulsadas del núcleo familiar para intentar salvaguardar la imagen y el estatus en la sociedad.  “Es un crimen de poder, de dominación. En el acto de violación hay una libido dirigida no al deseo ni al cuerpo de la víctima sino al poder”, sostuvo Segato en una entrevista realiza por el diario online La Vanguardia.

Asimismo, la marginación que sufren las mujeres víctimas de violaciones en los conflictos armados, según la ONU, se expresan a través de: la expulsión de sus casas, el alejamiento de sus hijos e hijas, la desvinculación de sus tareas cotidianas. También en la forma más extrema: la matanza de mujeres, para evitar que sean humilladas y manchen el nombre de la familia, o el suicidio para impedir que ejerzan violencia sobre y contra ellas. A partir de estas consecuencias, las mujeres se ven obligadas a buscar otras fuentes económicas para su supervivencia, lo que en la mayoría de los casos se traduce en la prostitución o en la unión a un grupo armado.

Además, los grupos militares que ven a las mujeres como objetos, las utilizan para la adquisición de capital para sufragar la guerra. La manifestación más usual es la trata de personas, puesto que se compra-venden mujeres y niñas con fines sexuales, reproductivos o de explotación laboral.

La fecha fue elegida para conmemorar la adopción de la resolución 1820 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. En 2008, se convirtió en la primera resolución en la que se reconocía la violencia sexual como táctica de guerra, ya sea cuando se utiliza de forma sistemática para lograr fines militares o políticos o cuando se recurre a ella de manera oportunista por motivos culturales o escudándose en la impunidad. Por lo tanto el Consejo condenó la violencia sexual como táctica de guerra y un impedimento para la consolidación de la paz, y decidió proclamar el 19 de junio de cada año como el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos.

Desde Xumek nos oponemos a todo tipo de violación y violencia sexual sobre los cuerpos de mujeres, niñxs y cuerpos disidentes, ya que representan una práctica aberrante y desmoralizadora hacia las víctimas. Por lo que se hace necesario Políticas Internacionales efectivas para erradicar esta práctica que va acompañada de los conflictos bélicos entre diferentes países.

 

Por: Área de Género y Diversidad

Foto: ONU/Eskinder Debebe

VOLVER A NOVEDADES