Xumek - Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos

Hasta siempre querida Marta

Lamentamos profundamente la muerte de Elsa Marta Sosa de Fagetti, esposa de Héctor Aldo Fagetti, secuestrado y desaparecido por una patota policial y militar en febrero de 1976.

Ella, junto a su hijo Javier, fueron testigos y querellantes en el 2° juicio por delitos de lesa humanidad que se desarrolla en la ciudad de San Rafael y que el próximo 14 de Junio dictará sentencia.

Por la desaparición de Fagetti, se encuentran imputados las siguientes personas: Luis Ricardo Rizo Avellaneda, Luis Alberto Stuhldreher Moyano, Aníbal Alberto Guevara Molina, Carlos Alberto Ochoa Ledesma, Cecilio Oseas Martínez Garay, Juan Armando Giovarruscio Chebotar, Raúl Alberto Ruiz Soppe, Pierino David Massaccesi, Orlando Gerardo Gutiérrez Álvarez, Oscar Raúl Pérez Fernández, Daniel Ernesto Huajardo Martínez y Juan Roberto Labarta Sánchez.

Su valiente testimonio en la sala de debate en 2015 fue una muestra cabal de la perversidad del terrorismo de Estado y del daño que continúa ocasionando a cuarenta años el delito de desaparición forzada de personas:

“Era una hermosa familia, creo que mi vida de hoy la grabó mi marido. Lo espere mucho tiempo con la ilusión de que estuviera vivo (…) Esas fechas no se olvidan. Marcaron una vida. Un antes y un después. Cuando se llevaban gente, fotos, se llevaban los sueños, el amor de uno. Se llevaban todo. Es nunca más ser feliz, es nunca más tener paz. Cada uno de los momentos lindos los hubiera querido compartir con él. Se llevaron cumpleaños. Ese padre de ese hijo que si no es por una foto no tendría imágenes. Miles de besos. Era una persona querida. Se llevaron todo. ¿Cómo una madre le cuenta esto a un hijo? ¿Cómo? No hay forma…

Exigimos a la justicia de Córdoba una investigación seria y eficaz.

Acompañamos en este momento tan doloroso a Javier Fagetti y a todos sus familiares.

Hoy más que nunca, levantamos bien alto la bandera de MEMORIA, VERDAD y JUSTICIA que con tanto coraje supiste llevar. Hasta la victoria siempre querida Marta…

 

VOLVER A NOVEDADES