Xumek - Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos

“Nuevo” Protocolo de Registros Personales y Detención para Colectivo L.G.B.T

Comunicado sobre el “nuevo” Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención para Personas Pertenecientes al Colectivo L.G.B.T. 

El día lunes 30 de octubre fue publicada en el Boletín Oficial la Resolución 1149-E/2017, mediante la cual el Ministerio de Seguridad de la Nación aprobó el “Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención para Personas Pertenecientes al Colectivo L.G.B.T”, que deberá ser utilizado por las fuerzas policiales y de seguridad federales.

Desde XUMEK, no podemos mostrar más que preocupación por este “nuevo” Protocolo de Seguridad. El texto aprobado -que no contó con la participación de las organizaciones referentes en el tema-, merece críticas que pueden resumirse en tres grandes tópicos: desconocimiento de la realidad, imprecisiones conceptuales y sobreabundancia normativa.

Los siguientes ejemplos sirven para graficar cada uno de ellos:

  1. El Ministerio de Seguridad de la Nación ya tenía un protocolo publicado en el año 2011, que había sido elaborado junto a las organizaciones y era respetuoso de los derechos humanos y de la diversidad. La nueva regulación, que cita la misma normativa internacional pretendiendo ser superadora, lo deroga. Empero, su falta de cumplimiento y falta de resultados no se resuelve con otro protocolo, sino con decisión política.
  2. En general, el texto confunde orientación sexual con identidad de género. En particular, se destacan algunos párrafos del Anexo I, que expresan un profundo desconocimiento de la población LGBT y de la diversidad sexual en general. Por ejemplo, resulta discriminatorio que las intervenciones relacionadas con las personas LGBT las tenga que hacer solamente personal femenino (Generalidad, párrafo 2).
  3. Es innecesaria la mención a que debe resguardarse “la integridad física, derechos y dignidad de la persona”, así como a la “prohibición de infringir dolores o sufrimientos físicos o mentales” –que de hecho deberían incluir no sólo los graves, sino todos- “que tengan como fin obtener información, una confesión, o castigar a la persona” (Generalidad, párrafo 3 y 4). Los primeros son obligaciones que deben cumplirse en toda actuación de las fuerzas de seguridad este regulado o no en este protocolo; y la segunda, son delitos regulados tanto por el Código Penal, como por la normativa internacional.
  4. Finalmente, resulta peligroso que inmediatamente a continuación, en forma arbitraria y contraria a la norma penal e internacional, exprese que el Ministerio no considerará “tortura” aquellos dolores que prohíbe, cuando “sean consecuencia únicamente de acciones legitimas, o que sean inherentes o incidentales a estas” (Generalidad, párrafo 4).

Si bien, en abstracto es positiva toda iniciativa que en general esté orientada al respeto de los derechos humanos de las personas, y particularmente de la comunidad LGTB por parte de las fuerzas de seguridad. Mantenemos nuestra postura, innumerables veces sostenida, lo urgente y realmente necesario es que tanto la norma como la práctica de las fuerzas de seguridad, efectivamente se adecue a los estándares fijados internacionalmente. Como también, y fundamental para que los protocolos sean respetados, que las autoridades judiciales sancionen penalmente a quienes no lo hagan.

Xumek.

#Respeto #Diversidad #10añosXumek

VOLVER A NOVEDADES