Repudio a la sentencia del caso Julieta González

Desde el área de Género y Diversidad Sexual repudiamos la sentencia dictada por lxs jueces Jorge Cousirat, Mauricio Juan y Alejandra Ratto, el día 11 de septiembre a las 22 horas aproximadamente, por el caso de Julieta González.

En la misma se condenó a Andrés Di Cesare, hijo de un reconocido empresario de transporte, a 18 años de prisión por el delito de “Homicidio Simple” fundamentándose en la “inexistencia de relación de pareja entre el condenado y Julieta González”. Por el contrario, la parte acusadora sostuvo que “Di Cesare es autor del delito de homicidio agravado por mediar relación de pareja en concurso ideal con femicidio debido a que mató a la joven con quien salía porque creía que estaba embarazada”.

Consideramos que la sentencia no respetó lo establecido en la Ley Nº 26.485 de Protección Integral a las Mujeres, promulgada y sancionada en el año 2009, de orden público y de aplicación en todo el territorio de la República Argentina. Asimismo, Mendoza adhirió a dicha ley en Noviembre de 2016 mediante la Ley Nº 8.226. 

La Ley 26.485 garantiza todos los derechos reconocidos por la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer -CEDAW- y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer o Convenciòn “Belem Do Pará” -entre otras convenciones- en especial a los derechos referidos a “una vida sin violencia y sin discriminación;  que se respete su dignidad; seguridad personal; etc”. También resaltamos que la República Argentina ha ratificado y aprobado dichas Convenciones y, a su vez, les ha otorgado Jerarquía Constitucional ya que las incluye en el artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional.

La sentencia descartó lo solicitado por la fiscal, Dra. Claudia Ríos, por considerar que no mediaba relación de pareja. Sin embargo, el delito de Femicidio establecido en el artículo 80 inciso 11 del Código Penal Argentino se caracteriza por ser ejecutado por un varón y mediando violencia de género pero no requiriendo que el varón mantenga o haya mantenido una relación de pareja con la mujer; correspondiéndole al Femicidio prisión perpetua.

Por lo expuesto consideramos desde el área de Género y Diversidad Sexual, de Xumek que la sentencia es inconstitucional, machista y misógina por parte de quienes tienen la tarea de impartir justicia. En tanto, consideramos de suma importancia la adhesión provincial y efectiva aplicación de la Ley Micaela 27499, que establece la capacitación obligatoria en temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que desempeñan funciones públicas en todos sus niveles y jerarquías en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Apoyamos a la marcha de Ni una Menos a realizarse el día 12 de septiembre a las 18.00 hs, que convoca a toda la ciudadanía en el km 0 y finaliza en el Poder Judicial de Mendoza.