Xumek - Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos

Violencia Institucional: caso Lucas Carrazco

Los abogados de Xumek, Lucas Lecour y Sergio Salinas, asumieron este mes la representación jurídica de Viviana Espina, mamá de Lucas Carrazco, quien fuera asesinado por el funcionario policial Diego Domingo Guzmán Zalazar en marzo del 2014, luego de ser gravemente herido en las inmediaciones del estadio de Independiente Rivadavia, ubicado en el Parque General San Martín.

Ese día estaba previsto que la Lepra mendocina disputara un partido con Instituto de Córdoba, pero el encuentro se suspendió por un corte de energía eléctrica. A raíz de la suspensión se produjeron incidentes entre simpatizantes y policías, que motivaron al efectivo Guzmán Zalazar a comenzar a lanzar granadas de gas lacrimógeno hacia los hinchas, impactando uno de esos proyectiles en la cabeza de Lucas, quien se encontraba de espalda al funcionario y retirándose del estadio junto a su hermano menor.

El policía en cuestión fue acusado por el fiscal de instrucción Daniel Carniello de homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

El debate oral y público se inició el 28 de Julio de 2016 en la Segunda Cámara del Crimen, con los jueces José Valerio, Arlinton Uliarte y Ramón Ariel Spektor.

El 20 de septiembre del mismo año, los integrantes del tribunal se inhibieron de seguir entendiendo en el juicio debido a que las audiencias se suspendieron por más de 15 días hábiles por el delicado estado de salud del Dr. Valerio que, según el certificado médico por el agregado al expediente, le impedía levantarse de su cama.

Sin embargo, diversos medios periodísticos informaron que Valerio ese mismo día, en horarios de la tarde, se presentó a dar clases de consulta en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo.

Es decir que el magistrado habría acompañado un certificado médico supuestamente apócrifo mediante el cual pidió una licencia por razones de salud cuando aparentemente no correspondía o, al menos, habría mentido respecto a la gravedad de su estado de salud.

Esta situación fue denunciada penalmente por la Sra. Miriam Medina (mamá de Sebastián Bordón, joven asesinado por la policía de San Rafael en 1997) y el Diputado Nacional Leonardo Grosso, con el patrocinio letrado del Dr. Alfredo Guevara. Denuncia individualizada con el Nº P-106.999/16, radicada en la Unidad Fiscal Departamental N° 1 Capital, donde se puso en conocimiento de la autoridad judicial la supuesta falsedad ideológica del certificado médico.

Por estas razones, la causa pasó a la Tercera Cámara del Crimen, quienes rechazaron la   inhibición de su pares y el conflicto debió ser resuelto por la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, que ordenó a la Segunda Cámara continuar con el debate.

Sin embargo, con nuestra incorporación a la causa, hemos solicitado la nulidad del juicio y la recusación del Juez Valerio, teniendo en cuenta que el debate ha permanecido más de 60 días suspendido, las consecuencias penales y mediáticas que generó la suspensión y las impugnaciones presentadas por la familia Carrazco a su postulación por parte del Gobernador Cornejo al máximo tribunal provincial.

Por todo lo expresado, entendemos que para garantizar a la familia de Lucas una verdadera tutela judicial efectiva, es fundamental la independencia e imparcialidad del tribunal al momento de valorar las pruebas y dictar una sentencia conforme a derecho, por lo que, teniendo en cuenta todo lo sucedido tras la suspensión, los actuales jueces de la Segunda Cámara no garantizan este derecho.

viviana-espina

VOLVER A NOVEDADES