Xumek - Asociación para la promoción y protección de los Derechos Humanos

VIOLENCIA POLICIAL: Se cumplen cuatro años del caso Lucas Carrazco

El 14 de marzo de 2014, Lucas Carrazco fue gravemente herido por el efectivo de Infantería de la Policía de Mendoza, Diego Domingo Guzmán Zalazar, en las inmediaciones del Club Independiente Rivadavia, ubicado en el Parque General San Martín. Dos días después, Lucas falleció en el hospital como consecuencia del disparo.

La causa se encuentra, desde noviembre del 2017, en la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza. Esto se debe a un recurso de casación presentado por la defensa de Guzmán Zalazar contra la resolución que autoriza al padre de Lucas a continuar con la Querella que había iniciado su madre Viviana Espina.

Cronología del caso

El 14 de marzo de 2014 estaba previsto que “la Lepra” mendocina disputara un partido con Instituto de Córdoba, pero el encuentro se suspendió por un corte de energía eléctrica. A raíz de la suspensión se produjeron incidentes entre simpatizantes y policías que motivaron al efectivo Guzmán Zalazar a lanzar granadas de gas lacrimógeno hacia los hinchas, impactando uno de esos proyectiles en la cabeza de Lucas, quien se encontraba a menos de 10 metros, de espalda al funcionario y retirándose del estadio junto a su hermano menor.

Dos días después, Lucas fallece en el hospital como consecuencia de aquel cobarde disparo. El policía Guzmán Zalazar fue acusado por el fiscal de instrucción Daniel Carniello de homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Dos años después, el 28 de julio de 2016 se inició el primer debate oral y público en la Segunda Cámara del Crimen, con los jueces José Valerio, Arlinton Uliarte y Ramón Ariel Spektor.

El 20 de septiembre del mismo año, los integrantes del tribunal se inhibieron de seguir entendiendo en el juicio debido a que las audiencias se suspendieron por más de 15 días hábiles por un supuesto delicado estado de salud del Juez José Valerio que, según el certificado médico por él agregado al expediente, le impedía levantarse de su cama. Sin embargo, ese mismo día, en horarios de la tarde, Valerio se presentó a dar clases de consulta en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo.

Esto provocó que el juicio, que estaba en su etapa final, quedara sin efecto y la familia Carrazco Espina sin respuesta judicial por la muerte de Lucas.

Luego de que se notificara la nueva constitución del tribunal que llevaría adelante el segundo juicio oral y público, cansada de los abusos del Estado, el 15 de julio del 2017 fue hallada sin vida Viviana Espina, madre de Lucas Carrazco y referente de la lucha contra el gatillo fácil en la provincia. Junto a ella encontraron una carta en la que explicaba la razón por la que se quitó la vida. Tras esta terrible pérdida parecía que el resto de la familia iba a quedar sin poder participar activamente en el juicio oral y público, ya que la única querellante particular era Viviana Espina.

Ante esto, representado por los abogados de Xumek, Daniel Carrazco, padre de la víctima, solicitó continuar con la querella iniciada por su esposa. La resolución reconoce la activa participación de la familia durante todo el proceso, la imprevisibilidad del fallecimiento de Viviana Espina y la necesidad de garantizar a las víctimas y a sus familiares directo el acceso a la justicia y la posibilidad de participar en los procesos penales en la búsqueda de una condena a los responsables.

Desde noviembre del 2017, la causa se encuentra en la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza. Esto se debe a un recurso de casación que presentó la defensa de Guzmán Zalazar contra esta resolución que autoriza al padre de Lucas a continuar con la Querella que había iniciado su madre Viviana Espina.

Testimonio de Sabrina Carrazco, hermana de Lucas Carrazco[1]

“Mi nombre es Sabrina Carrazco. Soy hermana de Lucas Carrazco, un chico asesinado por gatillo fácil en Mendoza. A Lucas lo asesinaron yendo a ver un partido de fútbol. También quiero denunciar que mi mamá también es una víctima del Estado. Mi mamá también es una víctima de la injusticia. Estuvo mucho tiempo peleando para conseguir justicia, para poder conseguir paz para Lucas y sin embargo el sistema judicial que siempre juega con nosotros, que siempre juega con nuestro desgaste mental, logró lo que quería y mi mamá lamentablemente falleció hace un mes. Decidió bajar los brazos, decidió irse. Seguimos acá, seguimos presentes. Pasa en Mendoza, pasa en Buenos Aires y pasa en todas las provincias. No son casos aislados. Justicia por todos los chicos. Lucas Carrazco ¡presente! y Viviana Espina ¡presente!”

 

#Xumek2018 #ViolenciaInstitucional #BastaDeGatilloFacil

 

[1] Testimonio recopilado por el medio La Retaguardia en 2017 en la 3ª Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil. En: http://www.laretaguardia.com.ar/2017/08/contra-el-gatillo-facil-los-testimonios.html

VOLVER A NOVEDADES