11 de octubre: Día Internacional para salir del armario

Cada 11 de octubre se celebra el Día Internacional para salir del armario. La jornada es para visibilizar no sólo el orgullo LGBTQI+, sino también poner ante los ojos de la sociedad las violencias y dificultades a las que se ven vistas diversas personas que deciden correrse de la heteronorma, tales como: discriminación en la familia, en el entorno de amistad, en el trabajo, entre otras. A su vez, es importante visibilizar las leyes y las diferentes políticas públicas a los que el colectivo por su lucha alcanzó y se les reconoció. Sin embargo, todavía quedan derechos por ser garantizados

La fecha se remonta a 1988, durante la celebración de la Segunda Marcha por los Derechos de Gays y Lesbianas, que tuvo lugar en Estados Unidos, para pedir la igualdad de derechos para todas las personas sin discriminación, los activistas Robert Eichberg y Jean O’Leary tuvieron la idea de visibilizar este día en el calendario feminista y disidente.

Lo que no se nombra no existe, por eso los movimientos insisten en la importancia de nombrar para visibilizar la existencia, las problemáticas, las luchas y los diversos géneros. Amnistía Internacional afirma que salir del closet es una expresión lingüística que se ha utilizado para referirse a la acción voluntaria y pública de una persona de expresar su orientación sexual no heterosexual. Por lo tanto todo cuerpo es político, toda acción es política, y el lenguaje es político.

El Día Internacional para salir del armario, también conocido como Coming out day en inglés, invita a visibilizar a que toda persona tiene derecho a una vida en total libertad de presiones sociales, mentiras, engaños, discriminaciones y violencias.

Salir del closet es una decisión personal, que se acompaña y respeta de acuerdo a los tiempos de la persona que desea visibilizarlo al exterior. Ya que, algunas temen por su vida, temen al rechazo de sus seres queridos, temen perder su empleo, temen ser víctimas de crímenes de odio, es decir, temen ser asesinadas por la ignorancia y la discriminación de la sociedad.

Desde el área de Género y Diversidad Sexual consideramos importante visibilizar dicha jornada, para que se ponga sobre la mesa de las casas y del Estado las demandas del colectivo LGBTTIQ+, ya sea la completa inclusión e inserción laboral del colectivo, las problemáticas de discriminación por los crimenes de odio, la cobertura de salud, y sobre cuáles son las posibilidades que tiene el colectivo de alcanzar mayores niveles de estudio.