12 de agosto: Día Internacional de la(s) Juventud(es)

Cada 12 de agosto desde el año 1999 se celebra el Día Internacional de la(s) Juventud(es) por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el objetivo de situar ante la comunidad internacional los problemas que deben enfrentar les jóvenes, resaltando su papel como sujetes indispensables de cambio social y político en la construcción de nuestras sociedades.

Se celebran debates temáticos y campañas de información en todo el mundo, para lograr que tanto los Estados Miembros como el público en general comprendan las necesidades de les jóvenes, implementen políticas que les ayuden a superar los desafíos que enfrentan y les alienten a formar parte de los procesos de toma de decisión.

UNICEF Argentina presentó este mes una nueva estimación de la pobreza infantil en el país y adelantó los resultados de la segunda encuesta nacional de impacto del COVID-19 en familias con niñas, niños y adolescentes. Las nuevas estimaciones del organismo alertan que, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, la cantidad chicas y chicos pobres pasaría de 7 a 8,3 millones.

En Mendoza, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) en el año 2.019 el índice de pobreza es del 37,6 %. Sin embargo, se estima un incremento de la situación en el contexto mundial actual por la pandemia COVID-19 debido a sus consecuencias económicas y sociales que impactan a nivel nacional y local.

Desde el Área de Niñez y Adolescencia de Xumek, creemos fundamental en este día (re)pensar y problematizar la situaciones de vulneración de derechos humanos hacia les niñes y adolescentes de nuestro país y de América Latina, como deuda principal de los Estados en garantizar el pleno goce de los derechos. 

Promover los intereses, la participación y escucha activa de les niñes y adolescentes en el diseño e implementación de políticas públicas sobre las problemáticas sociales que les atraviesan,  y así romper con las prácticas adultocéntricas que imperan en nuestras sociedades.

                 ¡Por niñeces, adolescencias y juventudes más dignas!