19 de abril: Día del Indio Americano

En el año 1940 se proclamó al día 19 de abril como el “Día del Indio Americano” en la 1° Conferencia Indigenista Interamericana, en el marco del 1° Congreso Indigenista Interamericano, realizado en Pátzcuaro (Estado de Michoacán, México), con el objetivo de salvaguardar y perpetuar las distintas culturas indígenas del continente. Del mismo participaron dirigentes y autoridades de diversos pueblos indígenas del mundo, personalidades estudiadas y conocedoras de la temática, y autoridades de gobierno.

Dichas proclamas fueron base fundamental para la configuración del presente día, teniendo como clara intención generar en cada país un momento de reflexión y análisis sobre la situación de sus pueblos indígenas y trabajar en razón de ello.

En Argentina, desde el año 1945 y mediante Decreto 7550/45, se adhiere al documento emanado en dicho congreso y se incorpora al 19 de abril como “fecha reivindicatoria de los derechos de los aborígenes” (palabras extraídas tal cual el texto original), estableciéndose la obligatoriedad de conmemorar la fecha en todos los establecimientos educativos del país.

En un principio, la fecha fue incorporada en el Calendario Escolar provincial por la Dirección General de Escuelas (DGE) como fecha de conmemoración dentro de las efemérides ambientales, lo cual desvirtuaba absolutamente el origen de este día. (Resoluciones Nº 2900 del 2017 y N° 2959 de 2018).

La fecha en cuestión ha pasado por diferentes denominaciones, día del aborigen americano, día de los pueblos originarios, día del indígena americano, día americano de los pueblos indígenas, pero aun cuando no se haya unificado criterios, la importancia es que este día no pierda su verdadero origen y por tanto, sea un día de reflexión y análisis de la real situación de los pueblos indígenas.

Los pueblos indígenas, a lo largo y ancho de toda latinoamérica, sin ser Mendoza la excepción, representan desde hace muchos años uno de los sectores de la sociedad sumida a un trato desigual y discriminatorio.

La falta de acceso y reconocimiento efectivo a sus legítimos derechos sigue siendo una batalla constante, entre otras, en materia de salud, educación, trabajo y justicia.

Lo alarmante hoy, es que no sólo no se efectivizan los derechos propios de los pueblos indígenas, sino que existen atropellos y vulneraciones a las personas indígenas en sus derechos humanos. Es decir, no se garantizan los derechos básicos y fundamentales para el desarrollo de la vida de cualquier persona más allá de su identificación como indígena o no.

Luego, se modifica su ubicación en el armado del calendario escolar y a partir de la Resolución N° 3259-DGE-18 se la contempla en el marco de las “Conmemoraciones”, con el nombre del “Día del Aborigen Americano”, debiendo realizarse en este día registro en carpetas y murales informativos en cada establecimiento educativo.