Hablemos de la Ley de Educación Ambiental Integral

El pasado 14 de mayo, el Senado Nacional aprobó el proyecto de Ley de Educación Ambiental Integral, la cual ya contaba con media sanción de la Cámara de Diputados, convirtiéndolo en Ley. Esto significa un gran paso para continuar luchando por el derecho humano a un ambiente sano.

¿Qué propone la ley?

  • Plantea una política pública nacional, estableciendo la educación ambiental obligatoria para todas las jurisdicciones del país, de forma permanente, transversal e integral.
  • Busca que les estudiantes puedan adquirir diversas competencias, a través de la currícula educativa, que les permitan reflexionar críticamente sobre la interdependencia de los elementos que conviven en el ambiente; el respeto y valor de la biodiversidad; la equidad; el reconocimiento de la diversidad cultural; el cuidado del patrimonio natural y cultural y el ejercicio de distintos derechos relacionados a un ambiente sano.

¿Cómo se va a implementar?

La nueva ley propone la creación de mecanismos de implementación, como la Estrategia Nacional de Educación Ambiental (ENEAI) y las Estrategias Jurisdiccionales de Educación Ambiental Integral (EJEAI), que tendrán la misión de elaborar y diseñar políticas nacionales y orientar políticas en las distintas provincias, para lo cual se propone ampliar la cobertura territorial, social y sectorial como también la generación de consensos sociales sobre los ejes temáticos y las prioridades temáticas de acuerdo a cada territorio de manera que se promueva un compromiso ambiental intergeneracional. 

Para saber más sobre la importancia y urgencia de la implementación de la Ley de Educación Ambiental Integral, charlamos con Tania Bilbao, Coordinadora del Programa de Educación y Comunicación Ambiental del Instituto de Ciencias Ambientales (ICA) de la UNCuyo, y con la Lic. Gabriela Luquez , Secretaria General del ICA. 

Xumek: Teniendo en cuenta que desde el ICA UNCuyo vienen trabajando hace varios años con Educación Ambiental ¿Qué opinión tienen respecto a la sanción de la Ley Nacional de Educación Ambiental?

Gabriela: La sanción de esta nueva ley es un gran motivo para celebrar. Un logro para la jurisprudencia ambiental y para el fortalecimiento de la práctica de la Educación Ambiental en ámbitos formales y no formales. 

La opinión es de mucha esperanza, es una ley muy esperada tanto a nivel nacional como provincial, y es una necesidad  de poder transversalizar la educación ambiental en todos los niveles educativos. Para las universidades, representa un desafío inmenso, enorme, porque invita a sumarse a este nuevo proyecto educativo a través de la revisión curricular, se trata de una invitación que presenta muchos desafíos, una apuesta innovadora para el sistema educativo argentino y que invita a repensar nuestra oferta educativa universitaria, asumir que los formadores debemos entender que estamos acompañando esa capacitación, la formación de futuros líderes y lideresas que en el futuro estarán tomando decisiones y gestionarán cuestiones ambientales, y que hoy es una juventud muy empoderada y posicionada en lo relativo a la sostenibilidad en su sentido más amplio. 

Xumek: ¿Qué importancia tiene la sanción de esta ley en el contexto social actual desde el enfoque de desarrollo de capacidades?

Gabriela: La importancia es enorme porque habla de diversidad, de respeto, de cuestiones intergeneracionales, de responsabilidad ciudadana, habla del hoy pero principalmente habla del mañana, de lo que vendrá y de la responsabilidad que tenemos quienes estamos hoy gestionando y liderando procesos de enarbolar esta bandera y darle para delante. Creo que también el contexto político internacional es muy relevante, la cuestión ambiental está en las agendas políticas tanto por la crisis climática como por la valoración del género en la gestión del ambiente, en la apropiación por parte de las juventudes y cómo lideran los procesos nuevos. Es un momento de renovación de  regeneración en el pensamiento y en los paradigmas. 

Tania: Si bien la Educación Ambiental viene tomando cada vez más fuerza en establecimientos formales, aún es tarea pendiente la mayor incorporación en las currículas de forma transversal e integral. Por otro lado, fuera del ámbito escolar, la práctica de la Educación Ambiental y la sustentabilidad ha ampliado su dimensión sumando compromisos en las organizaciones sociales, los municipios, las áreas naturales protegidas, incluso en el ámbito empresarial.

Xumek: ¿Consideran que es una ley completa, que abarca los aspectos necesarios respecto a la Educación Ambiental?

Gabriela: Es una ley bastante completa, debemos esperar la reglamentación para poder aseverar esta pregunta. Debemos ver cómo se va a reglamentar, cómo se va a poder dar esta articulación en las provincias y en la nación, incluso que cada una de las áreas correspondientes a la gestión educativa tengan la posibilidad de implementar también cuestiones de desarrollo local. Sin embargo y pese a que es difícil reconocer que sucederá con la reglamentación de la ley, considero que entre los principios que enuncia la ley, hay temas bastantes innovadores, bastante desafiantes para la educación argentina como venía siendo planteada. 

Xumek: En el contexto educativo argentino actual ¿cómo ven su implementación?

Tania: Es interesante que el marco de la ley viene a reflotar y a darle fuerza a todas las experiencias que ya se vienen dando en los diferentes ámbitos, no sólo en los ámbitos escolares donde la educación ambiental tiene cada vez más presencia y donde se está buscando esa transversalidad sino también en los ámbitos no formales y acá entran las organizaciones sociales, las uniones vecinales, instituciones, emprendimientos, diferentes ámbitos, donde se empieza a reconocer el rol educativo como una forma de aportar al desarrollo y a la reflexión continua.

Xumek: ¿Y qué oportunidades ven en nuestra provincia con la implementación de esta ley? 

Tania: En Mendoza hay una experiencia que sería muy interesante de recuperar, a la cual esta ley y el marco de la estrategia de la educación ambiental nacional  puede volver a activar, ser de respaldo para que se recupere. Se trata de la Mesa provincial de Educación Ambiental, la cual se creó en el año 2015 y que dejó de funcionar por motivos administrativos, pero tuvo el objetivo de constituirse como un espacio de articulación de estas diferentes experiencias, actores y referentes de los diferentes ámbitos. Sería muy importante e interesante que la nueva ley pueda crear ese marco positivo para que se recupere ese órgano provincial. 

El derecho a la vivienda digna ante la ONU

El pasado 14 de mayo el equipo de la Secretaría de Litigio Estratégico Internacional de Xumek envió un informe sobre la discriminación en la vivienda y segregación socio-espacial al Sr. Balakrishnan Rajagopal (Relator Especial de la ONU sobre la vivienda adecuada).


Mediante nuestra participación pusimos en conocimiento al Relator y a la comunidad internacional de la situación que viven los grupos más vulnerables de la población argentina respeto a la discriminación y segregación que sufren cuando se trata del derecho a una vivienda digna.


El crecimiento demográfico, unido al capitalismo neoliberal, han llevado a que la brecha entre clases sociales se amplíe, y cada vez sean más personas quienes no cuentan con un hogar o, quienes teniéndolo, no lo poseen en las condiciones adecuadas para ser considerada una vivienda digna.

Es un compromiso del Estado garantizar estos derechos, y de nuestra investigación se desprende que si bien existen distintas políticas generales que buscan facilitar el acceso a la vivienda, las mismas no se desarrollan de manera regular, ni se implementan desde una perspectiva que tenga en cuenta a aquellos sectores vulnerabilizados, teniendo como consecuencia una segregación socio-espacial creciente.


A su vez notamos que la mayoría del trabajo orientado a integrar los distintos sectores de la sociedad es llevado adelante por actores de la sociedad civil, por lo que creemos que queda mucho trabajo por hacer por parte de los gobiernos de la Nación y Provincias.

El informe que de ello se elabore será presentado a la Asamblea General de la ONU y al Consejo de Derechos Humanos.

MÁS INFORMACIÓN Y ACCESO A NUESTRO APORTE ACÁ

Repudiamos el fallo del juez marplatense en contra de la ley de IVE

Desde el Área de Género y Diversidad Sexual de Xumek repudiamos el fallo del juez marplatense Alfredo Eugenio López, quien ordenó suspender la Ley 26.710 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

El magistrado consideró que dicha norma viola “la obligación internacional del Estado argentino de proteger la vida desde la concepción”, aún cuando ese debate ya fue saldado en el Congreso de la Nación. Asimismo, aseguró que con la ley histórica sancionada el 30 de diciembre de 2020 “se encuentran en riesgo el derecho a la vida reconocido en la Constitución Nacional, en la Convención Internacional de los Derechos del Niño y de la Convención Americana de Derechos Humanos”. 

La decisión de un juez no puede obstruir el acceso a un derecho reconocido recientemente. 

Asimismo, el fallo es contrario a nuestra Constitución Nacional, puesto que se trata de una decisión provincial que se opone a una ley nacional (27.610 de acceso a la IVE), contrariando la jerarquía legal de todo nuestro ordenamiento jurídico. Consideramos que hasta que no se logre una plena garantización del mismo será una deuda de la democracia con las mujeres y cuerpos gestantes. Es por esto que celebramos que el Gobierno Nacional apele el fallo del magistrado López.

El magistrado desconoce así el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el caso Artavia Murillo (2016), consideró que el embrión y el feto gozan de una protección de derechos gradual e incremental, NO ABSOLUTA. En la Cámara de Diputadxs y del Senado de la Nación reconocieron el derecho de las mujeres y cuerpos gestantes a decidir sobre sus cuerpos y su derecho a vivir una vida libre de violencias, que en nuestro país se encuentra garantizado por la Ley 26.485. Por su parte, se destaca que el Comité de los Derechos del Niño recomendó a la Argentina en junio de 2018 avanzar hacia la despenalización del aborto y asegurar el acceso al aborto seguro y atención postaborto para niñas y adolescentes, y que se garanticen sus opiniones, se escuchen y se tengan debidamente en cuenta como parte del proceso de toma de decisiones. 

Desde el Área de Género y Diversidad les decimos a quienes intentan cercenar nuestros derechos que a la clandestinidad no volvemos nunca más.

No todes bajamos de los barcos

por Ñushpi Quilla Mayhuay Alancay
Responsable del Área de Pueblos Indígenas

El día de ayer escuchamos del presidente argentino una frase no sólo desafortunada sino alarmante.

En primer lugar, su contenido sostiene, una vez más, un discurso negacionista, colonialista, racista y estigmatizante. En segundo lugar, quien lo manifiesta es la persona que actualmente reviste la investidura presidencial y por ende, quien tiene como responsabilidad la conducción de las políticas de Estado y representa -o debería representar- a toda la población argentina.

Frente a ello, es importante resaltar la reacción inmediata de un gran sector de la sociedad que centró su crítica y repudio al contenido del mensaje y lo que implicaba el uso de esta frase y no -simplemente- focalizar en el error de cita en el que había incursionado el presidente, como lo hicieron varios medios de comunicación hegemónicos.

Resulta imprescindible visibilizar esta reacción colectiva porque denota un gran avance en la deconstrucción y construcción social sobre la conformación de nuestra verdadera identidad americana (y por consiguiente, de la identidad argentina), y la fortificación de ese inconsciente colectivo que por muchos años intentaron invisibilizar, acallar o enmascarar. 

Sin duda, lo sucedido ayer nos debe poner en alerta ya que estos discursos negacionistas, europeístas y racistas, denotan -una vez más- una lógica estructural. 

En este caso fue Alberto Fernández, pero ya hemos escuchado este tipo de posicionamientos en las palabras de otros representantes políticos, como fuera el discurso del ex presidente Raúl Alfonsín en la visita de los reyes de España afirmando que nos encontrábamos con nuestras verdaderas raíces, o recientemente, el ex presidente Mauricio Macri en el Foro Económico Mundial de Davos y en el VIII Congreso de la Lengua Española, sosteniendo que en Sudamérica somos todos descendientes de europeos y la importancia de poder hablar y comunicarnos en español (respectivamente). No casualmente, estas manifestaciones se producen en el marco de encuentros diplomáticos con representantes de España.

Es estructural y sistemático ya que desde el uso estratégico de diferentes herramientas políticas, en particular desde el ámbito educativo, se ha pretendido calar en lo más profundo de nuestra identidad e instalar un ideario de “progreso y desarrollo” asociado a la llegada europea, blanca y civilizada. 

Y esto se observa en el relato histórico, político y cultural que quiso instalarse desde aquel 12 de octubre de 1492 en adelante: en la historia independentista de la República Argentina, invisibilizando la participación activa en las gestas libertadoras de hombres y mujeres indígenas y afrodescendientes; en el proceso histórico vivido entre democracias y golpes de Estado, bajo lemas como “civilización o barbarie”, “orden y progreso”, la ejecución de las “Campañas del desierto”, los festejos del día de la raza, entre otros; y en tiempos más contemporáneos, cuando aún se sostiene con vehemencia que Argentina y los países de Latinoamérica son “subdesarrollados” o se encuentran “en vías de desarrollo”. Por dar sólo un ejemplo.

Argentina es indígena y es plurinacional. Argentina es marrón y es negra, porque en este discurso negacionista también se “olvida” de esa otra parte de nuestra historia y conformación identitaria construida por los hermanos y hermanas afrodescendientes. E incluso, con este discurso estigmatizante se desvalorizan las otras corrientes migratorias que tanto han aportado – y siguen aportando- en la riqueza histórica, política, social, económica y cultural del actual Estado argentino.

Ha sido el propio Estado argentino quien desde 1994, reconoce en su carta magna la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas y junto a ello, el reconocimiento a sus legítimos derechos dispuestos en instrumentos jurídicos y jurisprudenciales del ámbito internacional, nacional y provincial.

Asimismo, reconoce a la fecha la existencia de más de 40 pueblos/naciones indígenas, de los cuales muchos de ellos aún mantienen vivas sus lenguas ancestrales. Y conforme los últimos datos censales del año 2010, alrededor de un (1) millón de personas se identifican indígenas o descendientes de indígenas; por lo que, podría decirse que en Argentina 1 de cada 40 personas se reconoce indígena. Datos estadísticos que, sin lugar a dudas, verán una importante variación cuando sean actualizados el año que viene.

Y aún cuando los pueblos indígenas son sometidos a procesos de invisibilización y ocultamiento, de desigualdades sociales, de empobrecimiento, de tratos discriminatorios y racistas, de persecución y asesinatos, siguen siendo ejemplos de lucha y resistencia a lo largo y ancho de toda nuestra América. 

Su cosmovisión y filosofía de vida se han transformado en bandera de lucha de diferentes y diversos movimientos sociales, para poner freno al avance indiscriminado del sistema capitalista y repensar nuestra actual forma de vida.

Es claro que para romper definitivamente con estos dogmas eurocentristas, negacionistas, capitalistas, necesitamos seguir trabajando firmemente como sociedad y repensar los procesos de memoria, verdad y justicia y de reparación histórica con nuestros pueblos indígenas. Así como la fortificación de nuestra verdadera identidad americana.

Y de dicha labor no queda exenta la dirigencia política, ya que es a la fecha que se sigue viendo la falta de creación de políticas públicas acorde a la realidad que viven las comunidades y personas indígenas en nuestro país. Que se reconozca la participación activa de los pueblos indígenas en las tomas de decisión: los derechos que le son reconocidos, siguen siendo sólo letra y no se efectivizan fehacientemente. Aún falta una clara política de Estado que realmente los y nos reconozca como sujetos de derecho y políticos.

Por ello, nos sumamos a las numerosos denuncias y pronunciamientos por los dichos recientes del Presidente argentino y solicitamos que las disculpas se encuentren a la altura de las circunstancias. Acompañamos el reclamo con la fuerza y convicción que los pueblos indígenas nos han demostrado, luchando y resistiendo a los diferentes embates históricos, queriéndolos invisibilizar, abatir, estigmatizar y hasta desaparecer.



Clínica Socio-Jurídica

La clínica socio-jurídica de Xumek está compuesta por profesionales y estudiantes del derecho, psicología y sociología.

Su trabajo se asienta sobre sobre dos ejes de trabajo: el asesoramiento jurídico gratuito y el litigio estratégico en casos de graves vulneraciones a derechos humanos.

Tiene por objeto el apoyo y acompañamiento de situaciones de vulnerabilidad en las que es requerido el asesoramiento jurídico, ofreciendo un acompañamiento integral que tiene en miras abordar las distintas necesidades que tienen las personas consultantes.

El litigio estratégico busca generar un impacto positivo en materia de derechos humanos a través del patrocinio de causas que visibilizan situaciones estructurales de vulneración de los derechos humanos.

El trabajo con estudiantes de distintas ramas de las ciencias sociales busca aportar a la formación de futuros profesionales en materia de derechos humanos, brindando a su vez herramientas generales y específicas para el ejercicio profesional.

Si necesitás comunicarte, escribinos a contacto@xumek.org.ar

DIA INTERNACIONAL DE LAS INFANCIAS

Todos los 1° de junio se conmemora el “Día internacional de la infancia”. Esta fecha fue instituida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1956 con el fin de promover actividades que involucren de manera directa a les niñes como sujetxs de derechos.

El objetivo del Día internacional de las Infancias es recordar a la ciudadanía que les niñes son un colectivo vulnerable y por lo tanto, sufren las crisis y los problemas del mundo.

Este día recuerda que todes les niñes tienen derecho a la salud, a la educación, a una alimentación digna, a un hábitat digno, a la no discriminación, a la información, a jugar, y también, y muy importante, a que su interés y opinión sea tenido en cuenta en las situaciones que les involucran y dentro de su vida en sociedad.

Frente a la actual crisis sanitaria que atravesamos, es una buena ocasión para ser interpelades como sociedad respecto a la constante vulneración de derechos que han sufrido les niñes a lo largo de la pandemia. Ella ha dejado al descubierto las principales aristas en la que constantemente miles de niñes en Argentina ven franqueados sus derechos: acceso a la salud, condiciones dignas de vivienda, acceso a una educación de calidad, protección eficaz contra los maltratos infantiles, entre otras.

Según un informe de Unicef realizado en agosto de 2020, en el marco de la pandemia que atravesamos: “las nuevas proyecciones alertan que, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, la cantidad de chicas y chicos pobres pasará de 7 a 8,3 millones, lo que en términos porcentuales implica que casi el 63% de los NNyA estará en esa condición a fin de año, muy por encima de la estimación del 58.6% realizada en mayo”. Podemos ver la gran afectación que ha tenido en específico este grupo poblacional, que es el más vulnerable y el que más protección debería tener en situaciones como las que nos toca vivir actualmente.

Desde el Área de Niñez y Adolescencia de Xumek invitamos a todes a repensar la situación que atraviesan les niñes actualmente, repensar desde nuestro lugar en la sociedad las actitudes a mejorar respecto a las crianzas, respecto a la participación que les damos a les niñes es la sociedad y también respecto a las falencias que adeuda el Estado con respecto a elles y sus derechos, entiendo siempre al Estado como principal garante de los mismos.