3 DE JUNIO: AÑOS DE LUCHA

Este 3 de junio tiene un tinte particular.  Estamos atravesando una pandemia mundial en la cual nos obliga a todas las personas a resguardarnos en nuestras casas para evitar la circulación del covid- 19. Mientras que años anteriores, esta fecha, nos encontraba en la calle marchando.

¿Por qué marchamos cada 3 de junio? En el 2015 mujeres y disidencias dijimos basta a la violencia machista, fue la culminación y el hartazgo por la cantidad de femicidios que se llevaba la vida de las mujeres. El 3 de junio de ese año se realizó la primera marcha en contra de la violencia hacia las mujeres bajo el lema “Ni Una Menos”, consigna que le dio nombre a la colectiva feminista en toda la Argentina.

“Ponemos cuerpo, palabra, banderas y carteles para decir que la violencia machista mata y no sólo cuando el corazón deja de latir. Porque la violencia machista también mata, lentamente, cuando coarta libertades, participación política y social, la chance de inventar otros mundos, otras comunidades, otros vínculos” recita Ni una Menos.

Cada 3 de junio se reclama al Estado políticas que frenen las violencias machistas. Sin embargo, este año nos encuentra sin posibilidad de vernos en las calles, pero continuamos levantando nuestras voces y ahora de forma virtual. Desde Ni una Menos se llevarán a cabo diversas actividades el miércoles 3 de junio por las redes sociales, tales como: Instagram live desde las 15hs, con Marta Dillon desde Buenos Aires, con varias representantes más hasta las 19:00hs, luego 20:30hs festival por Instagram con músicas feministas de mendoza, y muchas acciones más que se pueden ver por las redes sociales de Ni una Menos.

Asimismo, dicha fecha es importante también ya que a partir de diversas luchas llevadas a cabo por mujeres y disidencias se alcanzaron diversos derechos, entre ellos podemos mencionar dos, que se relacionen a esta fecha.

Por un lado, el gobierno de Alfonsín en 1985 ratificó con la ley 23.179 la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer – CEDAW- . Tratado de derechos humanos que obtuvo jerarquía constitucional con el cambio de la Constitución Nacional en el año 1994.

La Convención define la expresión “Discriminación contra la mujer” como “toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y de la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera”. Esta, en conjunto con las diversas formas de violencia son situaciones que las mujeres viven diariamente y que culminan en femicidios

Por otro lado, en junio de 1987 se sancionó en la Argentina la ley del divorcio vincular- N° 23.515- que permitió a cada persona de la pareja divorciada volver a contraer matrimonio con nuevas parejas, como también se incorporó el derecho de ambos padres a ejercer la patria potestad de sus hijxs. Hasta ese momento sólo existía la posibilidad legal de la separación de bienes, no pudiendo volver a contraer matrimonio ninguno de lxs cónyuges porque el vínculo seguía existiendo.

Esta no era la primera discusión alrededor del tema en nuestro país. En 1954, con el segundo gobierno de Perón en un contexto de cada vez mayor distanciamiento con la Iglesia Católica, se discutió sobre el divorcio y  se votó afirmativamente en ambas cámaras la Ley 14.394. Sin embargo, en menos de un año después, la Revolución Libertadora que derrocó a Perón, derogó la Ley por vía del decreto 4070 en noviembre de 1955.

Tras la caída de la última dictadura cívico militar en la Argentina se re-instalará el debate sobre el divorcio vincular. En 1985, la Multisectorial de Mujeres incluye dentro de sus reivindicaciones el derecho al divorcio.

Desde el área de Género y Diversidad Sexual de Xumek, nos unimos a la jornada para dar visibilidad a los años de lucha. A los años de levantar la voz para que mujeres y disidencias sean escuchadas. A los años de poner el cuerpo en la calle para alcanzar nuestros derechos; y unimos nuestras voces para seguir luchando de forma virtual por un aborto legal seguro y gratuito, por la autonomía de nuestros propios cuerpos lejos de cualquier religión e institución eclesiástica, y porque no queremos una muerte más porque vivas nos queremos.

Para comunicarte con el área de género y diversidad sexual te dejamos nuestro mail generoydiversidad@xumek.org.ar

Foto: Belén Godoy