Acción Global: por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito

Cada 28 de septiembre se conmemora el Día de Acción Global por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito. El mismo, parte del V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Argentina en 1990. Allí, la Asamblea del Movimiento Feminista Latinoamericano decidió declarar la jornada como el día por la Despenalización y Legalización del Aborto.

En el encuentro, se tomo consideración de las complicaciones que lleva el aborto inseguro y clandestino, ya que constituye la primera causa de mortalidad de las mujeres y cuerpos gestantes en muchos de los países de latinoamerica. 

El pedido de aborto legal, seguro y gratuito es uno de los reclamos centrales de los movimientos de mujeres en la Argentina. La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito lucha desde hace 15 años por la legalización, y desde entonces no ha parado en presentar proyectos sobre la legalización del aborto al Congreso de la Nación; en el 2019 se presentó por octava vez un nuevo proyecto con algunas modificaciones. El armado del mismo, como cada vez que se presenta, es un texto que se trabaja y consensua de manera transversal y federal por las más de 700 organizaciones que integran la Campaña.

En Argentina, el aborto está penado por ley en casi todas las circunstancias, sin embargo, no es punible cuando el aborto es practicado por un médicx diplomadx con el consentimiento de la mujer o persona gestante embarazada, cuando:

Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios.

Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto.

Su regulación se establece en el Código Penal vigente desde 1921. El Código anterior -1887- estipulaba sanciones a la práctica de interrupción del embarazo en absolutamente todos los casos, castigando el acto con la pena de prisión.

Por primera vez en la historia argentina y en la lucha de los feminismos, el Poder Ejecutivo trabajó sobre en un proyecto de ley para despenalizar y legalizar el aborto. El mismo fue realizado por un equipo integrado por la Secretaría Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y expertas integrantes de los ministerios de Mujeres, Géneros y Diversidad y de Salud. Sin embargo, a raíz de la situación actual que atraviesa el mundo por el covid-19, las estructuras sociales, políticas y jurídicas se han visto modificadas, y todavía no se trata en el Congreso Nacional.

Desde el área de Género y Diversidad Sexual de Xumek nos unimos a la lucha de la Campaña y de las organizaciones feministas, y sostenemos que es necesaria y urgente la reglamentación de una ley sobre la despenalización y legalización del aborto. El aborto clandestino es un problema de salud pública, de justicia social y de derechos humanos de las mujeres y personas gestantes.