Día de la visibilidad lésbica en Argentina

La historia detrás 7 de Marzo

El 7 de Marzo es el día de la visibilidad lésbica en Argentina en conmemoración a Natalia Pepa Gaitán. Un día como hoy, del año 2010 en la provincia de Córdoba, Argentina, Pepa de 27 años, militante social y activista LGBTIQ+, fue fusilada por la espalda, a manos de Daniel Torres el  padrastro de su novia, quien la asesinó por ser lesbiana.

“Lo que opera es otro razonamiento: te mato porque sos una mujer que quiere ser un varón”. Fabi Tron argumentó a el diario online feminista LatFem que “aparece el componente del miedo, el terror a la confusión de género. Qué es la Pepa. Qué es este otre que no se puede identificar. Qué es este sujeto que se corre absolutamente de la norma de género”. Por lo tanto, en el caso de Pepa, se agrega la cuestión de la disidencia sexual. Porque la matan no solamente porque era lesbiana sino también por ser una torta chonga masculina. 

La Justicia del lado del Heterocis-Patriarcado

La Cámara séptima del crimen de la provincia de Córdoba, condenó a 14 años de prisión a Daniel Torres, y resolvió que fue un homicidio agravado por el arma de fuego, negando y una vez más, invisibilizando el móvil que existió en el agresor: la orientación sexual de Pepa. El cual representa un claro ejemplo de la expresión más violenta del lesbodio que existe en la sociedad.

Si bien en ese momento todavía no estaba sancionada la ley 26.791 la cual introduce una modificación al código penal argentino en su artículo 80- incluye como agravante de homicidio el odio de género, o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión- la justicia no quiso o no supo ni siquiera nombrar la violencia de género en la condena.

El tribunal no dio la respuesta esperada pero las compañeras y les compañeres en la calle sí. Gracias a quienes pusieron el cuerpo en las calles se instauró esta fecha como el día de la visibilidad lésbica y se estableció una jornada de lucha, reflexión y denuncia hacia las violencias que sufren las identidades lésbicas cis y trans, como así también recordar a sus víctimas. 

Pepa Gaitán no fue la única…

Lamentablemente el caso de Pepa no fue el último que mostró la hilacha de la sociedad hetero cis en la que vivimos. En 2016  Eva Analía de Jesus apodada “Higui” fue atacada por una patota de varones que quisieron violarla para “corregirla”. Ella se defendió con un cuchillo que llevaba y mató a uno de los 9 agresores. Estuvo presa 7 meses por defenderse y actualmente se espera que se lleve a cabo su juicio donde un masivo movimiento espera por su absolución.

Por su parte en el año 2017, Mariana Gomez, joven lesbiana es agredida por dos policías por besar a su esposa en la estación de Constitución, Buenos Aires. El 28 de junio de 2019 la jueza Marta Yugano condenó a Mariana a un año de prisión en suspenso por “resistencia a la autoridad y lesiones”, sin embargo sale a la luz que se trata de una sentencia lesbodiante y discriminatoria. Actualmente, el colectivo LGBTIQ+ y diversas organizaciones estamos a la espera de la resolución de la audiencia de apelación.

La violencia hetero-cis existe, la siente el colectivo en los bares cuando a una pareja de mujeres le piden que se retire porque “incomoda” a clientes, la siente en los trabajos, en los despidos injustificados, en las familias que cuestionan y discriminan, en la presunción de heterosexualidad en todos los ámbitos de la vida cotidiana, en la discriminación en los barrios y en los hostigamientos permanentes.

Sin embargo, también sienten el orgullo de ser, de sentir, de elegir vivir su sexualidad, de lucha incansable y colectivamente desde la rabia organizada y desde la alegría porque no podrán nunca más callar el deseo y su elección.

Por eso hoy, 7 de Marzo, desde el Área de Género y Diversidad Sexual no queremos dejar de nombrar, de visibilizar y de exigir respeto. Porque el camino a la igualdad pasa por la visibilidad, ya que es el único modo de derribar los estereotipos que llevan a la discriminación; de desmontar los armarios que encierran los deseos con especial crueldad y de terminar de una vez por todas con la lesbofobia que aún persiste en esta sociedad.

Foto de Rosario Plus.