Día de las mujeres de las Américas

En 1982 la Asamblea General de la OEA declaró el Día de las mujeres de las Américas para conmemorar la creación de la Comisión Interamericana de las Mujeres de 1928. El objetivo de la jornada es visibilizar la lucha de los derechos civiles y políticos, y a su vez reflexionar sobre la discriminación y exclusión que sufren algunas mujeres indígenas.

Origen de la fecha

En la celebración de la V Conferencia Internacional Americana por la Unión Panamericana- actualmente la OEA- se propuso, en aquel entonces, abolir todo aquello que dificultaba y negaba el pleno desarrollo de la mujer así como las incapacidades constitucionales por cuestión de género.

Al mismo tiempo un grupo de mujeres luchó para conseguir la creación de una comisión interamericana de mujeres, en la que ellas mismas fueran las encargadas de la información jurídica para poder abordar un estudio sobre la igualdad civil y política de la mujer americana.

En el año 1982 se celebró la XXI Asamblea de Delegadas de la Comisión Interamericana de Mujeres -CIM-. En dicha asamblea fue solicitada la creación de las Oficinas de la Mujer en cada uno de los países latinoamericanos y se creó el Día de las Mujeres de las Américas.

Actualmente, la CIM  está constituida por 34 Delegadas, una por cada Estado Miembro de la OEA y se ha convertido en el principal foro de debate y de formulación de políticas sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género en las Américas y su misión está orientada a incidir en las políticas públicas a partir de un enfoque derechos para lograr la ciudadanía plena de las mujeres y la eliminación de la discriminación y la violencia de género.

Sin duda, la presencia de las mujeres indígenas de nuestra Abya Yala ha marcado un gran aporte a las diferentes luchas y transformaciones de las Américas. Ellas han sido y siguen siendo portadoras y guardianas de conocimientos ancestrales invaluables, reivindicando y transmitiendo la cultura, sabiduría y cosmovisión de cada pueblo indígena.

En la actualidad son indiscutibles sujetas de derecho, históricas y políticas. Ya que reconstruyen la identidad de nuestra América indígena, luchan contra la desigualdad, la pobreza y la discriminación a la que son sometidos las y los hermanos indígenas de diferentes países del continente; protegen cada derecho reconocido y resisten a las injusticias que viven día a día en sus territorios.

Desde las áreas de Género y Diversidad Sexual y Pueblos Indígenas visibilizamos el trabajo que realizan las mujeres de las Américas y también proponemos la creación de nuevas alternativas para el establecimiento de programas de acción orientados a involucrar a las mujeres de manera plena, para que se reconozcan y pongan en valor su aporte histórico, político, económico y cultural.

Fuente: oea.org