DÍA INTERNACIONAL DE LA MEMORIA TRANS

Ilustración: Lohana Berkins por Marcelo Quintas

El 20 de noviembre tiene como objetivo recordar a todas las personas trans que fueron víctimas del odio y la violencia por razones de género, es por ello que se instauró en el calendario feminista y disidente el Día Internacional de la Memoria Trans.

En 1999 se desarrolló un proyecto en Internet llamado “Recordando a nuestrxs muertxs”, para reconocer aquellas vidas trans perdidas víctimas de crímenes de odio. Desde su creación, este día ha pasado de ser un proyecto basado en internet a un día internacional de acción en el que, no sólo se recuerdan los asesinatos y crímenes de odio, sino las violencias que sufren cotidianamente las personas trans.

Según Amnistía Internacional los crímenes de odio son “delitos comunes que se cometen contra personas o bienes debido a su relación, real o supuesta, con un grupo definido por una característica protegida, como el origen étnico, la religión, la orientación sexual o la identidad de género”.

En 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -CIDH- instó a los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos -OEA- a mejorar los sistemas de recolección de datos, a trabajar para aumentar la expectativa de vida de las personas trans a través de medidas que eliminen su vulnerabilidad a la violencia y muerte. Como también a investigar, juzgar, sancionar y reparar a las víctimas.

Al respecto, en Argentina la ley de reforma penal -Ley N° 26.791- de 2012 incorpora en el Código Penal el delito de femicidio y el agravante en casos en que el homicidio haya sido en base a la orientación sexual, identidad de género o su expresión. Esta modificación es una figura central para la caratulación e investigación de los crímenes de odio contra la población LGBTIQ+, al mismo tiempo que para la incorporación de la figura de transfemicidio, travesticidio o femicidio trans en los sistemas de registro de femicidios y en la caratulación judicial.

Asimismo, se creó en mayo de 2016 el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT por iniciativa de la Defensoría LGBT -dependiente del Instituto contra la Discriminación-, de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires; en articulación con la Federación Argentina LGBT y la Defensoría del Pueblo de la Nación.

Dicho observatorio tiene por objeto “el relevamiento nacional de datos que visibilicen la violencia que viven cotidianamente en nuestro país lesbianas, gays, bisexuales y trans -travestis, transexuales y transgéneros-”. Con el fin de generar una plataforma de información, que permita monitorear e incidir en la formulación de políticas públicas eficaces y en propuestas legislativas para la prevención, sanción y erradicación de los Crímenes de Odio hacia la comunidad LGBT, motivados por discriminación por orientación sexual, expresión e identidad de género.

Los Datos

En el Informe del primer semestre del 2019 -desde el 1° de enero hasta el 30 de junio- que publicó el Observatorio, se muestra que durante los primeros seis meses de ese año, se registraron 68 crímenes de odio, en donde la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género de todas las víctimas fueron utilizadas como pretexto discriminatorio para la vulneración de derechos y la violencia.

Del total de las personas de la comunidad LGBT, víctimas de crímenes de odio registradas, el 56% de los casos corresponden a mujeres trans -travestis, transexuales y transgéneros-, en segundo lugar con el 31% se encuentran los varones gays cis (es decir que se autoperciben como varón), en tercer lugar con el 7% de los casos le siguen las lesbianas y por último con el 6% los varones trans, detalla el documento.

De todos los crímenes de odio registrados en ese semestre, el 28% de los casos (19) corresponden a asesinatos, suicidios y muertes por ausencia y/o abandono estatal; y el 72% restante de los casos (49) corresponden a violencia física que no terminó en muerte.

Es decir que, en el primer semestre de 2019 hubo 6 asesinatos perpetrados hacia la diversidad sexual y 13 muertes por abandono y/o ausencia estatal. Los 19 casos de lesión al derecho a la vida fueron dirigidos a mujeres trans exclusivamente.

Dichas estadísticas, muestran cómo la violencia hacia la comunidad LGBT está particularmente dirigida, es decir, es hacia las mujeres trans en quienes se manifiesta con especial odio y de forma brutal la discriminación en su máxima expresión.

Sin embargo, en Mendoza no hay un organismo estatal que realice estadísticas sobre cómo, dónde y por parte de quién son llevados a cabo los crímenes de odio hacia el colectivo LGBTTIQ+.

Origen del Día Internacional de la Memoria Transexual

La fecha surge a partir del asesinato de Rita Hester el 28 de noviembre de 1998. Hester era una mujer trans afroamericana estadounidense, reconocida por su trabajo en relación con los derechos de la población trans, en especial en lo referente a la educación. En respuesta a su asesinato y al poco respeto que los medios de comunicación mostraron, se llevó a cabo una vigilia dias posteriores al hecho en el que participaron cerca de 250 personas. El asesinato de Rita aún no se ha resuelto, al igual que un gran número de transfemicidios, travesticidios y femicidios trans en todo el mundo.

Un año después del asesinato, se organizó el 20 de noviembre una vigilia en la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, para conmemorar a Rita y a todas las personas trans víctimas de crímenes de odio y violencia por motivos de su identidad de género. A partir de entonces, se llevan a cabo acciones de conmemoración en más de 200 ciudades del planeta.

Desde el área de Género y Diversidad Sexual de Xumek, reclamamos y abogamos por políticas públicas que disminuyan hasta su totalidad la precarización, discriminación y crimenes de odio hacia lesbianas, gays, bisexuales y trans. Ya que durante su vida, vivencian múltiples exclusiones y vulneraciones de derechos. Así también, abogamos para que se pase de la inclusión legal a la inclusión social real.