Día nacional del Activismo por la Diversidad Sexual

Jornada que se instauró en conmemoración de la muerte del gran referente e impulsor de los derechos humanos del colectivo LGBTIQ+, Carlos Jáuregui. A 24 años de su muerte realizamos un recorrido de su vida militante y activista.

En el año 2012 la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sanciona con fuerza de ley e instituye el 20 de agosto como “Día del activismo por la diversidad sexual”, en coincidencia con la fecha del fallecimiento de Carlos Jáuregui, el 20 de agosto de 1996.

Jornada para conmemorar y recordar quién fue Carlos Jáuregui, uno de los referentes más importantes del movimiento por los derechos humanos de la población LGBTIQ en Argentina.

Su vida: la acción y el activismo

Carlos nació en La Plata un 22 de septiembre de 1957, en el seno de una familia de clase media típica, su padre, Carlos José Jáuregui, abogado, su madre, Elsa Guás, maestra de primaria.

El niño de anteojos gruesos se fue formando en la academia, docente universitario y secundario en distintos ámbitos privados y públicos. Realizó un viaje por Europa a inicios de la década de 1980. En aquel continente inició un posgrado en Historia Medieval, y al terminar sus estudios, continuó su recorrido por España, Italia y Alemania. Esta aventura duró un año, hasta que decidió conocer Nueva York.

Allí se enteró por primera vez de la existencia de “una nueva enfermedad” que, según se creía en ese entonces, atacaba a los homosexuales: la llamaban  la “peste rosa”. Jáuregui conmovido por el conocimiento de lo que luego sería una pandemia, se consagró no sólo a estudiar, sino también a trabajar en uno de los servicios de Asistencia Solidaria a lxs enfermxs de sida.

En 1982, inspirado por la militancia gay en Francia y Estados Unidos, y movido por el deseo de hacer lo mismo en su propia tierra, decidió regresar a la Argentina. Así en 1984 fue uno de los fundadores y el primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), en 1991 fue  fundador de Gays por los Derechos Civiles (Gays DC). También encarnó la lucha contra los Edictos Policiales y la Ley de Averiguación de Antecedentes con las que se perseguía a personas LGBTIQ en Argentina. Fue uno de los impulsores de las marchas del orgullo LGBTIQ, del primer proyecto de unión civil y de la incorporación de la cláusula antidiscriminatoria en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de 1994.

Jáuregui no sólo instaló en el activismo por la diversidad sexual la perspectiva de derechos humanos, que hasta el momento era casi inexistente entre las agrupaciones, sino que, sobre todo, promovió la consolidación del movimiento LGBTIQ en Argentina. En este sentido, su agenda se dirigió hacia la consolidación de una ciudadanía plena por parte de las personas LGBTIQ, por lo cual promovió la articulación tanto al interior del movimiento por la diversidad sexual como con otros sectores. Sus esfuerzos posibilitaron que agrupaciones LGBTIQ trabajen conjuntamente conformando un activismo plural con consignas claras, generales y específicas.

Era una persona inquieta y estratégica, por lo que no conforme aún, aseguró el diálogo con otros movimientos sociales de derechos humanos, partidos políticos, agrupaciones de estudiantes universitarios y víctimas de la represión policial, y usó la visibilidad en los medios masivos de comunicación como herramienta de lucha, como forma de militancia a favor de la reivindicación de los derechos de las personas LGBTIQ. Un ejemplo de ello fue la mítica tapa de Siete Días del año 1984, donde por primera vez aparecieron dos varones como pareja.

Desde el área de Género y Diversidad Sexual de Xumek recordamos y conmemoramos el Día del Activismo por la Diversidad Sexual, en el nombre del gran Jáuregui, y en reconocimiento a todas las personas defensoras de los derechos humanos del colectivo LGBTIQ, y seguimos en la lucha de la construcción de un mundo inclusivo, libre y diverso.

“En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política”

Carlos Jáuregui

1957-1996