MEDIOS DE COMUNICACIÓN MENDOCINOS CONDICIONADOS POR EL PODER POLÍTICO DE MENDOZA

El pasado 23 de diciembre MDZ Radio realizó un extenso reportaje al abogado Carlos Ferrer, quien expuso varios de los puntos contenidos en nuestra denuncia ante la ONU sobre la injerencia del Poder Ejecutivo provincial en la Justicia de Mendoza. La nota  fue luego publicada en www.mdzol.com. Sin embargo,  para sorpresa de lectores, organizaciones, personas involucradas en la denuncia, el columnista, y (entendemos también)  periodistas del medio, la misma fue dada de baja a las pocas horas. 

Según informó El Otro, la entrevista habría sido eliminada del sitio por presiones de los mismos denunciados y sus entornos, es decir, integrantes del Gobierno provincial. Este hecho nos genera profunda preocupación, dado que se trataría de un caso de censura y violación al derecho de libertad de expresión, consagrado en nuestra Constitución Nacional, la Declaración Universal de Derechos Humanos, e innumerables convenciones y tratados internacionales, en uno de los principales medios de comunicación de Mendoza y el país.

En nuestra denuncia ante Naciones Unidas, planteamos la necesidad de tener una Justicia independiente para poder garantizar el respeto por los Derechos Humanos, sin importar el partido político de los gobiernos en ejercicio. Esto es imposible de lograr si no exigimos a los poderes del estado que los medios de comunicación, actores fundamentales para la construcción de sentidos, tengan asegurado su derecho a expresar diferentes posturas en sus contenidos (tal y como está garantizado en nuestro ordenamiento jurídico).  

La libertad de expresión y el derecho al acceso a la información son Derechos Humanos fundamentales que debemos defender como actores de una sociedad que promulga la libertad como valor fundamental. Son los Estados nacionales los que deben bregar porque estos se ejerzan sin limitación, mejorando y creando las condiciones para que los y las periodistas y comunicadores puedan trabajar sin condicionantes del poder. Todo parece indicar, lamentablemente no por primera vez, que el Poder y Gobierno de Mendoza habrían incurrido en lo opuesto. 

Desde Xumek creemos que estos actos de censura a la libertad de expresión son inadmisibles en nuestra democracia, volvemos a decir NO A QUE MEDIOS DE COMUNICACIÓN MENDOCINOS SEAN CONDICIONADOS POR EL PODER POLÍTICO. 

Convocamos a la sociedad toda a repudiar este tipo de acciones y a exigir que los MEDIOS DE MENDOZA sean libres de expresar la realidad en sus diversas visiones.