PARIR SOLAS EN TIEMPOS DE CUARENTENA

A raíz del Covid-19 las instituciones de salud de la provincia de Mendoza han tomado diversos protocolos para que no se propague el virus, sin embargo una de las acciones afecta a la ley de parto respetado. Las personas con capacidad de gestar se ven obligadas a parir solas, sin acompañantes, sin contención. Para acompañarlas, desde Xumek, realizamos un modelo de solicitud como herramienta para que puedan presentar en dichas instituciones.

Desde el área de Género y Diversidad Sexual de Xumek visibilizamos la situación actual que atraviesan las personas gestantes en diversos hospitales y clínicas de Mendoza durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio a causa del Covid-19. Las mismas se ven obligadas a parir en condiciones que vulneran su derecho a un parto respetado.

Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio en el que nos encontramos desde el mes de marzo del 2020 a raíz del coronavirus, la situación de las personas gestantes se ha visto agravada en los hospitales, ya que son vulnerados sus derechos de los que son titulares. Nos referimos, al derecho de ser acompañadas por una persona de su confianza y la elección durante el trabajo de parto, parto y postparto, establecido por la ley 25.929 sobre Parto Humanizado.

Algunas instituciones están haciendo caso omiso a la ley 26.529 sobre Derechos del Paciente y las últimas recomendaciones hechas por el Ministerio de Salud de la Nación, que no prohíben el acompañamiento; en tanto, la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de Violencia de Género (CONSAVIG) y la Organización Mundial de la Salud  (OMS) aportan herramientas complementarias importantes para la afirmación y el sostenimiento de estos derechos.

A raíz de lo ocurrido en la provincia, desde el área  hemos diseñado un modelo de solicitud como herramienta para todas las personas que cursen el embarazo puedan presentar ante el establecimiento de salud donde se estén asistiendo. Con el fin de exigir que se respeten sus derechos que dichas normativas y recomendaciones garantizan, promueven y protegen.

Fundamos, también, dicha solicitud en la ley de “Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres en los ámbitos en que desarrollan sus relaciones interpersonales”, en tanto afirma que todo trato deshumanizado configura un ejercicio de violencia obstétrica.

Para acceder al link con el modelo de nota haz click aquí