Repudiamos el fallo del juez marplatense en contra de la ley de IVE

Desde el Área de Género y Diversidad Sexual de Xumek repudiamos el fallo del juez marplatense Alfredo Eugenio López, quien ordenó suspender la Ley 26.710 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

El magistrado consideró que dicha norma viola “la obligación internacional del Estado argentino de proteger la vida desde la concepción”, aún cuando ese debate ya fue saldado en el Congreso de la Nación. Asimismo, aseguró que con la ley histórica sancionada el 30 de diciembre de 2020 “se encuentran en riesgo el derecho a la vida reconocido en la Constitución Nacional, en la Convención Internacional de los Derechos del Niño y de la Convención Americana de Derechos Humanos”. 

La decisión de un juez no puede obstruir el acceso a un derecho reconocido recientemente. 

Asimismo, el fallo es contrario a nuestra Constitución Nacional, puesto que se trata de una decisión provincial que se opone a una ley nacional (27.610 de acceso a la IVE), contrariando la jerarquía legal de todo nuestro ordenamiento jurídico. Consideramos que hasta que no se logre una plena garantización del mismo será una deuda de la democracia con las mujeres y cuerpos gestantes. Es por esto que celebramos que el Gobierno Nacional apele el fallo del magistrado López.

El magistrado desconoce así el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el caso Artavia Murillo (2016), consideró que el embrión y el feto gozan de una protección de derechos gradual e incremental, NO ABSOLUTA. En la Cámara de Diputadxs y del Senado de la Nación reconocieron el derecho de las mujeres y cuerpos gestantes a decidir sobre sus cuerpos y su derecho a vivir una vida libre de violencias, que en nuestro país se encuentra garantizado por la Ley 26.485. Por su parte, se destaca que el Comité de los Derechos del Niño recomendó a la Argentina en junio de 2018 avanzar hacia la despenalización del aborto y asegurar el acceso al aborto seguro y atención postaborto para niñas y adolescentes, y que se garanticen sus opiniones, se escuchen y se tengan debidamente en cuenta como parte del proceso de toma de decisiones. 

Desde el Área de Género y Diversidad les decimos a quienes intentan cercenar nuestros derechos que a la clandestinidad no volvemos nunca más.