Repudiamos los dichos por el Fiscal Terán

A comienzos del mes de agosto se firmó la Resolución General 34/2020, la cual resuelve que las asociaciones civiles en proceso de constitución; las simples asociaciones que soliciten su inscripción en el registro voluntario; las sociedades anónimas que se constituyan; las fundaciones con un consejo de administración de integración temporaria y electiva y las Sociedades del Estado deberán incluir en su órgano de administración, y en su caso en el órgano de fiscalización, una composición que respete la diversidad de género. Así se establece una composición de órganos integrados por la misma cantidad de miembras femeninas que de miembros masculinos. Cuando la cantidad de miembrxs a cubrir fuera de número impar, el órgano deberá integrarse de forma mixta, con un mínimo de un tercio de miembras femeninas.

Asimismo, desde el Área de Género y Diversidad Sexual de Xumek, repudiamos los dichos del Fiscal neuquino Santiago Terán, que tuvieron lugar la semana pasada. El Fiscal expresó en diversas radios de aquella provincia que “tendrían que permitir que se autorice la portación de armas de fuego a las mujeres víctimas de violencia de género”. Así se logra que se corra el foco de la responsabilidad del Estado, dejando a las mujeres su propia defensa. Y también rechazamos los dichos a la conductora y periodista de C5N, Lucila Trujillo, que se entrometió en su vida privada, y con un tono elevado para expresar su discurso, mientras la periodista trataba de realizarle preguntas, él la trataba de “loca” y “torita”.

En 2019, Xumek envió un proyecto de ley de género como requisito para lxs candidatxs a magistradxs y para evaluadorxes del concurso, ya que es necesario contribuir al avance en materia de igualdad en el ejercicio y goce de derechos, tanto por quienes asumirán el rol de magistradxs y de quienes lxs evalúan, como quienes sean destinatarixs de sus resoluciones.

Consideramos de suma urgencia la efectiva implementación de la Ley Micaela en todos los órganos y niveles del Estado argentino, como así también en las diversas instituciones, como son los medios de comunicación.

No necesitamos a fiscales como Terán o jueces como Carlos Rossi, necesitamos que el poder judicial se capacite en perspectiva de género.