UN BULLICIOSO INTENTO DE DESTITUCIÓN

Por Alfredo Guevara, socio fundador de Xumek

Las propuestas del Presidente de la Nación de reformas judiciales así como la creación de una Comisión Asesora para la reforma del funcionamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación enfrentan fuertes resistencias que visibilizan la situación mendocina.

Carlos Pagni, desde su columna del Diario La Nación señaló respecto de la Comisión Asesora que “el servicio más catastrófico para el Presidente lo está prestando Omar Palermo”, destacando que protagoniza “un bullicioso intento de destitución”.

Así calificó el operador mediático a la Audiencia Pública que se realizó el pasado jueves, convocada legalmente por la Sala II de la Corte que preside Palermo ante acciones judiciales impulsadas por bloques de la oposición y diversos organismos de Derechos Humanos que cuestionan el cumplimiento de los requisitos constitucionales de María Teresa Day para integrar la Corte mendocina.

Un día antes de la realización del “bullicioso intento de destitución”  en forma insólita el gobernador Suarez confesó públicamente que “Tuvimos que tomar juramento prematuro a Day y lo reconozco, porque si no la Corte lo iba a impedir por una medida cautelar” anunciando la estrategia gubernamental de vaciar la audiencia desconociendo su legitimidad, bajo el argumento de que el Gobernador puede enviar el pliego de quien quiera para integrar la Corte, y que el cumplimiento de los requisitos constitucionales no tiene la menor importancia siempre y cuando sea avalado por la mayoría simple de los senadores. Que la designación puede hacerse válidamente en forma secreta y anticipada para eludir medidas judiciales y que la Corte no tiene competencia para controlar nada por tratarse de materia propia de otros poderes del estado. En fin, toda una mala justificación del golpe institucional, la Constitución Mendocina establece claramente que el cumplimiento de los requisitos constitucionales es materia revisable por la Corte.  

La estrategia del vaciamiento de la audiencia es acompañada también por amenazas directas de juicio político y denuncias por el delito de sedición contra los Ministros Palermo, Gómez y Adaro que concurrieron, proferida por el vicerrector de la Universidad de Mendoza y dirigente radical por el delito de sedición por concurrir a una “pueblada”.

La audiencia se desarrolló con la ausencia de Dalmiro Garay quien oficia de Presidente de la Corte desde que abandonó el cargo de Ministro de Gobierno de Cornejo y los otros jueces radicales que garantizan la mayoría automática, profundizando aún más la inocultable ruptura institucional.

LA AUDIENCIA PÚBLICA

Se llevó a cabo la Audiencia Pública, en forma virtual que fue transmitida por el canal oficial del Poder Judicial, adonde se encuentra disponible para su consulta, con la presidencia de Omar Palermo.

La audiencia se desarrolló durante casi siete horas, con más de cuarenta participantes de las más diversas asociaciones de abogados, colegios, organizaciones sociales como Ni Una Menos, organismos de Derechos Humanos como el CELS, la APDH, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, organismos de Derechos Humanos de la Provincia, profesionales de la abogacía, estudiantes, ciudadanxs y representantes de los bloques opositores.

Las intervenciones implicaron aportes a la interpretación del requisito constitucional y coincidieron en señalar la particular redacción de la Constitución Mendocina de 1916 que excluye toda otra forma de ejercicio de la abogacía que no sea el que regula la ley de colegiación;  la equiparación de la magistratura a la abogacía;  las exigencias de capacidad e idoneidad y su relación con las garantías de independencia e imparcialidad judicial,  el impacto de la reforma constitucional de 1994 en la interpretación de la norma.

Los argumentos jurídicos fueron motivo de diversas reflexiones, como la que señaló la representante de una asociación de abogadas cuando se preguntó ¿En el Servicio de Neurología, sería lógico designar a nadie que nunca atendió a un paciente?. La representante del CELS hizo referencia a la necesidad de reconstruir la legitimidad de la Corte, la representante de Ni Una Menos señaló que para acceder a la Corte es necesario acreditar formación en derechos humanos, género y diversidad. Otro de los participantes expresó su preocupación se quejó porque “ estamos en una discusión de un mínimo, de un piso, de requisitos formales, cuando de lo que se trata es de quien deberá resolver las causas más difíciles”. Hubo quien sostuvo que se trataba de una cuestión de ética profesional. Hubo quien señaló que “deben brillar las instituciones, no solo las veredas”. Una participante señaló que estamos ante una crisis institucional, resulta de aplicación el principio pro persona en favor del interés de los mendocinos, que requieren jueces probos, idóneos e independientes. Day no cumple dichos requisitos”. Un Director del Colegio de Abogados de Mendoza expuso en la audiencia los dictámenes de cuatro comisiones del Colegio de Abogados ocultados adversos a la postura del gobierno. Un ciudadano consideró que “estamos escandalizados y avergonzados, es un elevadísimo lugar, ante la duda por dignidad no debería haber aceptado el cargo. Un participante señaló que el “el constituyente de 1915, quiso de los ministros de la Corte amplios conocimientos, mayores requisitos que para tribunales inferiores.  Excelencia del máximo tribunal de justicia.” Incluso, en el debate fue introducida la comparación con el artículo similar de la Constitución Mendocina de 1949 que corriera la misma suerte que la nacional, derogada tras el golpe de 1955 y generalmente ignorada en las discusiones jurídicas.

Todo un debate cuya realización, en las condiciones descritas quedará en la historia como un ejemplo de la impunidad discursiva de aquellos que sin autoridad apelan al nombre de la república al mismo tiempo en que la destruyen.